¿Cómo tener la atención de una generación distraída?

Esta capacidad es clave para el aprendizaje, pero cada vez es más escasa en el aula de clase. La psicóloga Annie de Acevedo cuenta cómo están haciendo los profesores para combatir esa distracción.

Cómo tener la atención de una generación distraída 

Los estudiantes hoy en día están teniendo problemas con sus niveles de atención y concentración. Ellos están acostumbrados a los estímulos constantes de los teléfonos inteligentes y aparatos tecnológicos. La generación Z, que va de 10 a 24 años, y la Alfa, de 0 a 9, nacieron en un mundo en el cual viven rodeados de la tecnología que se mueve a un paso muy acelerado. Los profesores se preguntan qué hacer para adaptar el currículum tradicional y acomodar a estos estudiantes que fueron criados por esta tecnología y que en este momento se encuentran desmotivados.

Cada día hay mas evidencia de que las tecnologías, las redes sociales y el acceso a internet están impactando negativamente la capacidad de enfoque y concentración de los niños. Como dice el doctor Jim Taylor, “estamos cambiando la manera como el niño piensa y la manera como su cerebro se desarrolla”.

Al ser expuestos de manera continua a la tecnología el adolescente hoy en día tiene un periodo de atención de más o menos 28 segundos. Los efectos de la tecnología se notan mas claramente en las tareas escolares más básicas como la lectura. Ellos se cansan al leer textos largos y complicados ya que están acostumbrados a leer los de Instagram, Twitter y Snapchat, que son muy cortos. Poniendo el texto o trasladándolo a una de estas aplicaciones no ayuda, lo cual indica que el problema es más profundo.

El doctor Taylor explica que la atención no es un valor en sí, sino que funciona como un conector que lleva a formas más altas de aprendizaje, especialmente a la memoria, y lleva a una comprensión más profunda. Sin la capacidad de poner una buena atención el niño no memoriza y no procesa bien la información. Vamos a ver entonces dificultades en sus habilidades para analizar, sintetizar, criticar y finalmente formarse una opinión sobre la información.

Los profesores y maestros están optando por dividir lecciones en resumidas partes donde el lema es “corto es mejor”, Igualmente, los profesores están acudiendo a ejercicios de meditación tipo mindfulness al iniciar las sesiones escolares con el fin de que los estudiantes se puedan concentrar mejor.

Otros maestros muy modernos usan las plataformas digitales como YouTube o Instagram para mostrar cómo se desarrolla un experimento de ciencias o un ejercicio de historia. El profesor se graba a sí mismo en un video y lo usa como medio educativo para sus estudiantes. Otros aparecen en Instagram para recordarles sus deberes y tareas.

También se sabe que estas plataformas pueden ayudar a que los niños pongan más atención cuando reflejan cosas interesantes para ellos. Un ejemplo sería usar a Hitler y la historia de los nazis y su propaganda y hacer una asociación con lo que es hoy en día el matoneo cibernético. Está claro que si uno conecta lo pasado con las cosas del aquí y ahora es más fácil entrar al mundo del estudiante y se logra una conexión que lleva a un compromiso importante en el aprendizaje.

También existen plataformas especializadas como Flipgrid, que permite que los estudiantes acompañen videos con sus presentaciones personales. Esto permite que el estudiante se sienta interesado y cómodo en estas redes sociales tan conocidas por ellos. Es más, hay un estudio que muestra que los niños prefieren un video como método de enseñanza a cualquier otra cosa.

Definitivamente hay que empaparse más de las redes sociales y adaptarlas para  conseguir que los estudiantes logren buenos niveles de atención. Mientras estos educadores están utilizando toda la tecnología en clase, también hay muchos estudios que muestran que el salón de clase tradicional puede ser muy exitoso. Un estudio hecho en London School of Economics mostró que los puntajes mejoraron cuando se prohibió el uso del teléfono celular en el salón de clase.

También hay un estudio de 2014 que muestra que tomando notas en cursiva ayudaba más al estudiante a acordarse de la información, que cuando usaban alguna tableta o portátil o similar.Muchos estudiosos creen que la tecnología puede darles destrezas importantes. Ellos insisten que la interacción cara a cara con los maestros y la clase magistral sigue siendo supremamente importante en la información.

Para concluir los nativos digitales van a continuar usando de manera constante los medios digitales, y los profesores no tienen otro camino que evolucionar y acercarse a los estudiantes para asegurarse que usen las nuevas tecnológicas de una manera productiva y positiva para sus vidas.

www.semana.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *