UNAS PALABRAS SOBRE LA HISTORIA DE LA IMPRESIÓN 3D

 
El inicio de la impresión 3D se remonta a 1976, cuando se inventó la impresora de inyección de tinta. En 1984, algunas adaptaciones y avances sobre el concepto de la inyección de tinta transformaron la tecnología de impresión con tinta a impresión con materiales. A lo largo de las ultimas décadas, ha habido una gran variedad de aplicaciones de la tecnología de impresión 3D que se han desarrollado a través de varias industrias.

 

La impresión 3D se ha convertido ya en una realidad y sus límites aún están por descubrirse. Sectores económicos como la construcción y la sanidad son líderes en proyectos donde la impresora 3D se convierte en protagonista. Al mismo tiempo, la experimentación con esta tecnología ha visto nacer gran cantidad de productos e ideas descabelladas, cada cual más sorprendente.

COSAS MÁS RARAS IMPRESAS EN 3D

 

1. LA IMPRESIÓN 3D LLEGA AL MUNDO DE LA GASTRONOMÍA

En su momento, los protagonistas de la serie de dibujos animados Los Supersónicos ya lo avanzaron. La comida creada mediante impresoras 3D es hoy en día una realidad. Los modelos actuales de impresoras no utilizan plástico y, por ejemplo, la empresa americana Sugar Lab ha substituido este material por azúcar a la hora de crear adornos en sus pasteles. En el mismo sector, el de la repostería, investigadores de la Universidad de Cornell, cerca de Nueva York, experimentan con la creación de pasteles y caramelos impresos en 3D incrustados con mensajes secretos. Por su lado, la NASA, agencia espacial estadounidense, junto a una compañía de Texas se ha puesto manos a la obra para crear comida impresa en 3D que usarán los astronautas en viajes al espacio de larga duración.

2. COMPONER MÚSICA CON INSTRUMENTOS IMPRESOS EN 3D

El primer violín creado mediante la impresión 3D es fruto de la combinación entre tecnología y manualidad. Mientras que el cuerpo fue creado de forma íntegra con una impresora 3D, las demás partes fueron hechas de periódicos, alambres y pegamento. En cuanto al sonido, aunque no pueda equipararse al de los míticos violines Stradivarius, aseguran que no está mal, habiéndose construido en un fin de semana a un precio de tan solo 12 euros.

3. CÉLULAS MADRE CREADAS CON UNA IMPRESORA 3D

Se ha hablado mucho de los supuestos beneficios que la impresión 3D puede aportar a la medicina y la investigación. Científicos han sido capaces de desarrollar con éxito una impresora de células madre en 3D. La impresora es capaz de crear cinco células madre a la vez mediante gotas uniformes. Dichas células son capaces de diferenciarse de cualquier otro tejido vivo y están presentes en el desarrollo temprano. Este avance médico podría utilizarse para probar la efectividad de nuevos medicamentos o para construir restos en miniatura de tejidos con el objetivo final de hacer crecer órganos enteros.

4. A LA ÚLTIMA MODA CON EL BIKINI ELÁSTICO IMPRESO EN 3D

Llega el verano y con ello las vacaciones para muchos. La impresión 3D también ha llegado al sector de la moda de baño con el llamado Bikini elástico. Creado por Continuum Fashion, esta prenda está hecha de placas circulares de nylon unidas por delgados resortes impresos en 3D. Se trata de un producto de gama alta ya que el bikini elástico solo se hace por encargo y una sola copa del bañador puede costar alrededor de 80€.

5. RÉPLICA IMPRESA EN 3D DE UN BEBÉ ANTES DE QUE NAZCA

Si no puedes esperar a conocer la apariencia de tu bebé antes de que nazca, la empresa japonesa Fasotec puede ayudarte. La compañía nipona se encarga de realizar una resonancia magnética del feto de la madre y convertir las imágenes en una figura en 3D de plástico blanco. Como complemento, Fasotec rodea el feto de un vientre de plástico transparente, también impreso en 3D. Hacerse con el pack de feto y vientre en 3D puede llegar a costar alrededor de 1.000€. Los japoneses se han especializado en la impresión 3D para el desarrollo académico de estudiantes de medicina y disciplinas afines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *